“Érase una vez el Ébola” artículo para WWW.THEOBJECTIVE.COM del 3/01/2015

ACTUALIDAD
(Baz Ratner/Reuters)

(Baz Ratner/Reuters)

Érase una vez la niña de la foto. Probablemente padezca de vómitos y diarrea y suponemos que la botella que lleva en la mano ha sido proveída por el personal sanitario y no rellenada con agua del suministro público. Quizás los síntomas han empezado hace días. Pero entre los que tarda la ambulancia en llegar y los que se permanece en retención, ha sido afortunada de ser una niña y no morir antes de entrar. Con suerte, después de varios días ingresada, los médicos concluirán que no tiene Ébola, que simplemente es Malaria, Cólera o incluso menos. Así que podrá irse a su casa tranquilamente, que urgencias es para lo grave. Y si durante su estancia ha sido contagiada por el virus, ya volverá. Su madre, probablemente culpe al gobierno.

Los EEUU, salvaguardas del mundo, envían 4.000 soldados y 1.000 camas, desembolsando por la causa 750 millones de dólares. Supongo que las camas son extremadamente caras, que los soldados duermen en esterillas y que su formación en el ejército está siendo de enorme utilidad para tranquilizar a los miles de contagiados.

Leer artículo completo 

Dublin (aunque con un poco de retraso)

Dublin

Dublin

Que haya creado un apartado llamado Blog dentro de mi blog no es por aburrimiento o desconocimiento sino que más bien viene motivado por una necesidad de segmentación, que me quiero aplicar a mi misma, para diferenciar la realidad, de la realidad aplicada y la ficción o los sueños.

Llegados a este punto, no hace mucho que aterricé en la realidad, pisando con mis propios pies una tierra húmeda, verde e impredecible. Una tierra rodeada de agua y usualmente atacada por la misma se presenta ante el mundo como la tierra de las oportunidades para unos y la tierra sin salida para otros. El alcohol suele ser el hilo conductor de ambos grupos, y el dinero su motivación.

Todavía estoy en ese punto inicial observador, de voayer, de lluvia de ideas (y nunca mejor dicho). Así que si tuviera que deciros algo sobre Dublín lo encontraríais en éste párrafo: calles que cantan y bailan; vasos de cartón que sacuden monedas; colores verde y ocre; poesía a gritos; chanclas y chubasquero; puentes; sol y parque; vida y bebida; el sonido de abducción de los semáforos; pelirrojos; bigotes masculinos y femeninos; comprar pegatinas para poder tirar la basura; contrabando de tabaco; ciervos y setas; perdón para todo; carnaca; multilingüe; rencor; luas; abuelos que molan; días largos y noches que no son tan noches; historia que quiere ser contada y que algún día espero poder contar a mi manera.