Hasta la vista

Barcelona

166495_1805859913068_6659184_n¿Porqué Sant Boi tiene hoy ese color tan bonito? Fue lo primero que pensé durante el trayecto en coche a casa. El cielo era de un azul desaturado, melancólico y respetuoso, como los que aparecen en las películas de Super 8. Las nubes bajas eran lo suficientemente altas como para no tapar la ermita, que al igual que la iglesia, estaban perfectamente definidas por las tenues sombras del mediodía. ¿Notarán los pueblos cuando una persona les abandona para siempre? Yo puedo corroborar que aquél día cálido de Febrero las fachadas bajaron un tono de color, la gente se quedó en su casa sin saber porqué y los gatos callejeros prefirieron no despertar todavía. Dicen que cuando viene una persona, otra se va. ¿Pero qué relación habrá entre estas dos personas? ¿Es una relación carnal, temporal, hipotética, necesaria? Sólo se que no creo en el tiempo al que tanto estamos acostumbrados. Porque éste puede cambiar al igual que la temperatura de color lo hace en un día tan especial. Quizás, durante los últimos suspiros ahogados, ella tuvo tiempo de visitarte y mecer tu cuna. No me estoy refiriendo a un fantasma que no puede escapar hasta que haya cumplido su cometido. Me refiero a esa cosa que tiene tanta fuerza dentro de nosotros. Una fuerza que no deja de ser cuántica, ubicua, metafísica…una fuerza que lleva toda una vida formándose, pero que no puede seguir conviviendo con un mismo cuerpo. Yaya, te quedaste sin fuerza para mantener tu cuerpo, pero ahora sin él, tu fuerza se ha expandido como pompas de jabón. Porque las pompas cambian de color a su antojo, explotan pero no desaparecen del todo, y sobretodo, sacan una sonrisa a cualquiera que las vea volar.

Anuncios